¿Cuándo debo visitar al Endocrinólogo?

El estudio de las glándulas y de las hormonas que éstas producen está a cargo de la endocrinología. Tras ser producidas, las hormonas son liberadas a la sangre para actuar posteriormente en diferentes órganos y tejidos del cuerpo donde ejercen sus múltiples efectos.

El cuerpo humano presenta diferentes glándulas endocrinas; entre ellas la hipófisis, tiroides, paratiroides, glándulas suprarrenales, páncreas; entre otras.

El estudio, diagnóstico y tratamiento del sistema endocrino y sus alteraciones está a cargo del endocrinólogo.  Algunas alteraciones hormonales que frecuentemente estudian y tratan los endocrinólogos son: Problemas de la tiroides, hipotiroidismo, hipertiroidismo, diabetes mellitus, prolactina alta (hiperprolactinemia), alteraciones de la hormona de crecimiento (acromegalia), osteoporosis, enfermedades de las glándulas suprarrenales, obesidad, déficit de estrógenos o testosterona, alteraciones del colesterol, hipertensión arterial, entre otras.

Asimismo, hallazgos evidenciados en exámenes de rutina relacionados con los niveles de azúcar, pruebas de tiroides o colesterol también pueden ser estudiados por el endocrinólogo.

Aunque algunas alteraciones endocrinas presentan síntomas muy típicos, algunos no son tan específicos y pueden presentarse en muchas otras condiciones.

Síntomas como cansancio, estreñimiento, sensación de frio, sentirse más lento, resequedad en la piel, uñas quebradizas, alteraciones en el periodo menstrual, y aumento de algunos kilos de más pueden ser explicados por hipotiroidismo. Por su parte la diabetes mellitus (azúcar alta) puede presentarse como cansancio, mareo, más sed de lo normal, aumento de la frecuencia urinaria e incluso pérdida inexplicada de peso.  Ante estos síntomas acuda oportunamente al especialista con el fin de identificar tempranamente problemas de salud relacionados con las glándulas endocrinas.

Cuando el paciente es diagnosticado con alguna de las patologías anteriormente descritas, se aconseja realizar visitas periódicas al endocrinólogo con el fin de valorar y realizar seguimiento al tratamiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *